El Caso Astrazeneca

Lo que ha sucedido con la vacuna de Astrazeneca, bajo mi punto de vista, es todo un caso.

El Caso Astrazeneca podría ser perfectamente una saga digna de llevar a la pantalla, con Jason Bourne al frente.

Es un caso que involucra no sólo al Imperio Británico, también al multimillonario estadounidense Bill Gates.

Involucra a la Unión Europea, incluso a su Agencia de Medicamento.

A países de todo el mundo.

Involucra a presidentes y políticos.
Medios de Comunicación, presentadores, tertulianos, periodistas.

Científicos, expertos… también actores expertos.

El Caso Astrazeneca involucra a la misma Organización Mundial de la Salud.

Se ha puesto en marcha toda una operación como la de Treadstone: en la que la CIA utiliza super-agentes de forma encubierta.

En este caso utilizan a todo Dios, para blanquear una vacuna causante de trombos y muertes. Para que se siga utilizando, se siga suministrando.

Ponen en marcha la activación de todos sus agentes, todos sus activos, en la política, en los Medios y en las Agencias de Salud.

Su misión es la modificación de tu pensamiento, del pensamiento de las masas, la modificación de nuestro comportamiento.

Que aceptemos ser pinchados, nosotros o nuestros familiares, con esa vacuna causante de trombos y muertes, cuando existen otras vacunas sin dicho historial criminal, mucho más seguras.

Hay en marcha una operación para dejar a los humanos sin conciencia.

Que la acepten mientras derraman baba por sus bocas.
Para que nadie se atreva a levantar la voz contra esta vacuna.

Un lavado cerebral masivo tan poderoso, que las mismas personas
terminan arremetiendo contra todo aquel que se atreva a insinuar siquiera, que esa vacuna no debería ponerse a nadie más.

Si alguien en TV dice que no quiere ponerse esa vacuna y prefiere esperar a otra más segura, los gabinetes de psicólogos expertos en manipulación masiva propondrán al presentador que diga: -¡A ver que se ha creido! esta espera una vacuna que vaya con su color de ojos-

Cuando esta persona no espera ninguna que vaya con sus ojos.

Eso no muestra sólo mala educación en el presentador y en quienes le ordenar decirlo, eso es manipulación, para desacreditarla, para hacerla parecer una persona ridícula, para que su respetable opinión parezca ridícula y pierda todo respeto.

Para que se la repudie o desprecie, no solo a ella, sino a todo aquel que se atreva a exponer una opinión similar.

Nadie debe atreverse a opinar así, sino ya sabe lo que le espera.

Esa es la actitud mafiosa y manipuladora que la prensa activa.

Depositan esas consignas en las mentes más mediocres, para que el rebaño las repita de manera autómata en cuanto escuchen a alguien decir
que no quiere esa vacuna.

Si alguien la rechaza, pide una alternativa y no se la dan, es porque son unos desalmados. Es porque te quieren coaccionar para que aceptes esa, juegan con tu miedo, sino esta…no habrá más, o tendrás que esperar Dios sabe cuanto.

Hay quien si de momento no parecen querer darle otra opción, sigue prefiriendo esperar a que se la ofrezcan más adelante.

Eso, es un derecho, negarse a recibir una vacuna causante de trombos y muertes. Y ser paciente ante tanta coacción, mala fé y maltrato psicológico.

¡Que esto es la España de la alpargata! que si le ofrecen esa, ha de ponersela y punto, y que se vaya a un rincón a llorar, sobretodo a rezar porque no le de un trombo y muera.

Ese nivel de manipulación y fascismo neuronal reinará en todo país de pandereta.


Por un lado te dirán que todas son seguras, todas.

Por otro se limita la franja de edad para recibir esa vacuna.

¿No repiten como loros que todas son seguras? ¿no es esa la consigna? si es segura ¿por qué se limita sólo para ciertas edades?

Si es segura ¿por qué ha causado trombos y muertes? ¿no se contradice esto? claro que si, pero seguirán repitiéndolo, a lo Goebbels.

Hasta un actor aparecerá en TV pinchandose Astrazeneca

cuando las cámaras de «casualidad» pasaban por el lugar, y dirá a todos:


-Hay que hacer lo que digan los expertos y las autoridades Sanitarias ¡Y punto!-

Si hay que hacer esto, pregunto ¿por qué La Comunidad de Madrid ha pretendido que las personas de cualquier edad puedan firmar un consentimiento para recibir la vacuna de Astrazeneca?

¿No hay que hacer lo que digan los expertos o autoridades? ¿No han sido estos quienes han dicho que sólo a esa franja de edades?

¿Dónde está la seriedad, dónde la coherencia y la decencia?

¿En el cajón del camerino?

Manadas de tertulianos intentarán desacreditar a las personas que pretendan ejercer su derecho, de negarse a recibir esa vacuna en concreto.

Alegarán que si esa vacuna puede causar trombos, hay otras cosas también que pueden causarlos. Otros medicamentos, etc…

y si causa muertes, pues también te puede caer una maceta en la cabeza mientras vas paseando y te urgas la nariz , o atropellarte un bus por cruzar corriendo cuando te entra diarrea, o penetrarte hasta el cerebro un negro en zimbabwe cuando te agaches a por una rothschildiana.

En lugar de decir que si esta vacuna mata, lo mejor es descartarla,
te dirán que si mata pues bueno, hay otras cosas que también.

Una bala en la cabeza te puede matar, un león que se escape del zoo, cualquier argumento para blanquear esa vacuna les valdrá:

-Venga va, no temas, no pasa nada, pontela, ponselá-

La defensa de Astrazeneca queda reducida al nivel de un anuncio de condones.

OMS, Agencias Sanitarias, gobernantes, políticos, expertos, Medios, todos han de mostrar sentido común, todos deben remar en la misma dirección,
rumbo a retirar del programa de vacunación y para siempre, esta vacuna.

Todos deberían velar por nosotros, ofrecer a la humanidad las vacunas más seguras, las que no hayan causado muertes. De manera sorprendente, reman juntos si, pero hacia una dirección distinta.

Bill Gates ha entregado muchos millones a los Medios de Comunicación

pero la TV no te hablará de eso, no te importa, no tienes derecho a saberlo.

Ha pasado a ser el principal financiador de la OMS tras la retirada de EE.UU
Igual todo esto tiene mucho que ver tanto con el timón, como con el timonel.

Esto no es un caso normal, no es algo natural, entra en juego una auténtica conspiración. ¿Qué más se necesita para serlo?

Esto es el Caso Astrazeneca

Un caso en el que varios de los hombres más ricos del mundo, aliados con el Imperio, mueven su dinero, su poder, sus influencias.

Arrastran sus tentáculos por todas partes, alcanzando hasta el mismo corazón de la OMS.

Moldean la personalidad de la población, suprimen el código moral de los «expertos» a los que se les da voz, y luego los demás no se atreven a ir contra la corriente predominante.

Quienes se atrevan serán silenciados, o señalados, desacreditados e incluso difamados. Sus carreras, sus oficios, sus prestigios podrían peligrar.

Se encuentran en un embalse repleto de pirañas, tiburones y hasta el kraken.

Cuando aparecieron los primeros casos de trombos y muertes tras la vacunación con Astrazeneca, los expertos, científicos, médicos, Prensa y TV lanzaban sus primeras consigas:

-Trombos hay siempre, aunque nadie se vacune, es normal que aparezcan casos-

-No se ha probado ni un sólo caso de que la vacuna haya sido causante de los trombos o las muertes-

La maquinaria de Poder tras el Caso Astrazeneca se activó.
Después, cualquier persona por la calle, hasta nuestros amigos,
repetían esas consignas con cara de energúmeno erudito.

La vacunación continuó hasta que los casos aumentaron y varios países dieron voz de alarma. Trombos siempre hay, pero estos no son los típicos, estos son inusuales. Basta de engaños masivos.

El asunto se complicó y las autoridades tuvieron que pronunciarse.
Se confirma la relación entre los trombos y las muertes con la vacuna de Astrazeneca. ¡Boom!

Todas las viejas consignas se fueron por el retrete,
y las caras de los más adoctrinados mostraron distinto semblante.


La maquinaria de Poder renovó consignas.
Ahora es «que son muy pocos los casos de trombos y muertes en comparación al beneficio de vacunarse»

Por supuesto es mayor el beneficio de vacunarse, pero evitan decir que ese beneficio puede seguir dándose perfectamente utilizando otras vacunas.

Es un hechizo, es un embrujo hipnótico «si no te vacunas con Astrazeneca perderás el beneficio de la vacunación»

Te hacen creer que sino es esa, no es ninguna, es decir, planetan en tu mente dos opciones: o Astrazeneca, o no vacunarse.

Es un juego psicológico. Un engaño. Una apestosa manipulación.

Las mentes más débiles responden: -Ah, no,no, mejor vacunarse, claro, sino estamos en peligro y ponemos en peligro a los demás-

Pero una mente fuerte, alguien más consciente sabe que la vacunación puede continuar con otras vacunas más seguras.

Sin ponerte en peligro, y sin poner en peligro a nadie.

Si profundizas entre sus telarañas, descubres lo que tejen.

No es limpio lo que están haciendo, no es transparente.

Es sucio y es ruin. Necesitan manipular para que encajen sus posturas y argumentos. Necesitan tomarte el pelo. Un laberinto psicológico hará que tu capacidad de razonamiento se pierda por el camino.

En Dinamarca son de mente fuerte, de mentes más conscientes.
No son cínicos, no se venden, no engañan, no son sobornables
y por encima de todo, tienen más dignidad.

Ellos han eliminado por completo esta vacuna de su programa.
Y eso es lo que todos los países han de hacer.

Pero no lo tenemos tan fácil, hemos topado con el Imperio,
Hemos topado con Bill Gates. No manda la salud.
Aquí el que paga manda y las ordenes están dadas.

Deja un comentario